Un amigo del sur
me ha enviado una manzana demasiado hermosa
para comerla de inmediato.

La tengo en mis manos:
es pesada y redonda
como la Tierra.