Además de esta institución cuenta Negreiros con una bien organizada i numerosa compañia de bomberos, con una estudiantina de jóvenes i una gran Sociedad de Socorros Mutuos, compuesta de 400 socios. Esta sociedad fue fundada el 11 de marzo de 1893 i desde entonces ha ido progresando incesantemente hasta tener local propio, prestando siempre importantísimos servicios a sus asociados.

Sin duda que este progreso se debe al entusiasmo perenne de sus directores, que han conjurado todas las borrascas pecuniarias, las ambiciones encontradas i las inevitables intrigas lugareñas, que en no pocas ocasiones han amenazado con socavar sus cimientos, bastante sólidos actualmente.

Negreiros es el único pueblo de la pampa que tiene una oficina de Telégrafos del Estado, pero se encuentra ubicado en un cuartucho al final de la calle principal, del otro lado de la estación. La casa del telégrafo, es la última del pueblo.

Cada vez que recurrimos al telégrafo, el servicio se encuentra interrumpido por los tiros de dinamita de algunas calicheras cercanas, que destruyen los hilos telegráficos (lugar donde en pleno desierto donde se extrae a dinamitazos el caliche, materia bruta destinada a ser reducida a salitre)

Ademas de las oficinas de telégrafos i correo, tiene Negreiros una de teléfonos, de Rejistro Civil; una escuela de hombres i otra de niñas i hasta iglesia, la que, entre paréntesis, no presta servicio alguno i que puede divisarse en nuestro grabado de una comparsa india.

La población de Negreiros tiene actualmente dos mil personas i son diez mil las de todo el cantón i sin embargo, la fuerza pública está representada solo por un oficial i seis guardianes dependientes de la policía de Iquique, los cuales tienen que atender las necesidades de todo el cantón o sea de doce mil habitantes.