El Desafío de la Identidad frente a un mundo Globalizado
T
ercera parte: Identidad Cultural y tendencias en comunicación

{links}

por Cristián Antoine

Decíamos al comienzo de esta intervención que la existencia de una programación, predominantemente extranjera en los medios electrónicos, al no ser balanceada, estaría produciendo una transculturización no participativa, es decir, provocando una crisis en nuestros valores autóctonos y un resquebrajamiento de la identidad cultural. Sabemos que "todo acto de comunicación es cultural porque establece no sólo unos signos, símbolos, valores, normas, conocimientos, etc, sino también obras culturales".(3)

Si la comunicación implica la textura socio-cultural de una sociedad,sin esa textura socio-cutural, la comunicación no es posible y sin comunicación, una colectividad no es más que una estructura inerte. Ahora bien, una sociedad no existe si no es en términos de cambio, de estructura y de comunicación. ¿Pueden los medios de comunicación ofrecer posibilidades ciertas de cooperar con el cambio que significa la integración entre nuestros países?

Las posibilidades de estructurar una posible respuesta pasa necesariamente por reconocer que la identidad es una creación colectiva que en nuestra época ya no puede estar basada exclusivamente en la búsqueda y el culto a sus propias raíces y tradiciones. " Por consiguiente, la identidad no tiene sentido sino se enfrenta y va asociada a las diferencias del presente y del porvenir...en la confrontación de otras regiones y grupos, una región construye su identidad según múltiples modalidades".(4)

Como lo expresa el sociólogo Michel Bassand, la identidad regional es la imagen que los individuos y los grupos de una región moldean en sus relaciones con otras regiones. "Esta imagen de uno mismo puede ser más o menos compleja y basarse ya sea en un patrimonio cultural pasado o presente, ya sea en un entorno natural, ya sea en la historia, un proyecto de futuro, una actividad económica específica o, finalmente, en una combinación de estos variados factores. Si bien la identidad cultural es un proceso natural, no sólo tiene fundamentos culturales". (5)

Los especialistas piensan que una de las tendencias dominantes en la megacomunicación que nos envuelve , es la amenaza de la imposición de una cultura homogeneizada por algunos organismos públicos o privados muy centralilzados. Ello no esta lejos de nuestra condición, toda vez que en América Latina existen actualmente unos setecientos canales de televisión, donde más de 60 por ciento de su programación es de origen extranjero, principalmente norteamericano. ¿Cómo conciliar entonces la necesidad de reafirmar nuestra identidad en un mundo cada vez más globalizado y homogeneizante?, ¿existe la opción por la diferencia?

"Creo que es necesario un profundo debate sobre el concepto de lo regional ligado a la identidad cultural en todos los campos, pero en el periodismo es fundamental. Una cultura definida como el 'conjunto de conocimientos, creencias, percepciones, actitudes, expectativas, valores y modelos de conducta que las personas aprenden creciendo en una sociedad dada, Y una identidad entendida como la conciencia de los que es uno mismo y lo que son los otros, sin confundirla con la xenofobia, el racismo o, simplemente, el miedo a la diferencia. La identidad y la alteridad son fenómenos solidarios, inconcebibles el uno sin el otro y que no permiten establecer una primacía entre ellos".(6)

Conocer la propia identidad, ha dicho la profesora Mar de Fontcuberta, es una condición necesaria para vivir en un mundo que suele confundir demasiado a menudo la identidad con la apariencia.

Sucede entonces que todo este proceso de complementación económica, acuerdos arancelarios, integración de fronteras y derrumbes de las distancias "mentales" y físicas que nos separaban de nuestros vecinos más próximos y del resto del mundo -Chile es por lo demás una isla no solo intelectualmente hablando- debiera ir aparejado por un movimiento de refuerzo de nuestros valores y creencias como sociedad nacional. Ello está ocurriendo ya entre nosotros por el creciente valor que alcanza la estructura regional de comunicación e información.

Si bien se reconoce la existencia de algunas debilidades intrínsecas al funcionamiento del sistema chileno de periodismo regional , v.g. dependencia centralizada de la confección de las pautas informativas, administración publicitaria desde el centro a la periferia y aún un escaso desarrollo profesional, hay también enormes potencialidades.(7)

"La prensa regional tiene en sus manos una responsabilidad importantísima: recuperar la historia de la zona en la que se difunde. Lo cual implica también ayudar a construirla. Si como afirma el historiador Pierre Nora a los medios de comunicación les corresponde, a partir de ahora, el monopolio de la historia, los diarios regionales ( y la totalidad de los medios de comunicación social junto con ellos) son protagonistas fundamentales de ese proceso. De ellos depende ayudar a la construcción de la historia del país. Son casi los únicos que pueden hacerlo, por su conocimiento del contexto social, su acceso a las fuentes específicas, su dominio de los códigos culturales de la zona y su papel de observadores privilegiados de los cambios de una comunidad".(8)

(3) Michel BASSAND, "Cultura y regiones de Europa", Oikus-Tau Ediciones, Barcelona, España, 1996, pp.153.
(4) ib.- Op.Cit. pp. 213
(5) Ib.pp.214
(6) Mar de Fontcuberta, "La Identidad Regional de los Medios", Revista Cuadernos de Información, P.Universidad Católica de Chile, nº 12, 1997, pp. 45- 50.
(7) Así tuvimos ocasión de mencionarlo durante la realización del seminario "Cambio Tecnológico y Rol de la Radiodifusión Regional: Los Desafíos Presentes", organizado por la Escuela de CCII de la U.San Sebastián el 13 de Junio de 1997. (8) Mar de Fontcuberta, Op.Cit. pp. 50.

BIBLIOGRAFIA CITADA
DALLANEGRA PEDRAZA, Luis, Integración Solución-Integración Problema, en "GEOSUR", Montevideo (Uruguay), Vol. II, No 14, Octubre 1980, pág. 3-9.

Galtung, Johan, Una Teoría estructural de la Integración, en "Revista de la Integración", Noviembre de 1969, No 5 pág. 11-19.

Schmitter, Phillip, La Dinámica de Contradicciones y la Conducción de Crisis en la Integración Centroamericana, en "Revista de la Integración", Noviembre de 1969, No 5, pág. 87-151.

TOMASSINI, Luciano, Tendencias favorables o adversas a la formación de un sistema regional latinoamericano, en "EstudiosInternacionales", (Bs. As. Sgo. de Chile, Edit. Francisco de Aguirre,Ene.-Mar. 1975), Vol. VlII, No. 20, pág. 7-8.

Mar de Fontcuberta, "La Identidad Regional de los Medios", Revista Cuadernos de Información, P.Universidad Católica de Chile, nº 12, 1997, pp. 45- 50.

Michel BASSAND, "Cultura y regiones de Europa", Oikus-Tau Ediciones, Barcelona, España, 1996, pp.153.